UN ESTUDIO RELACIONA HIPOXIA CEREBRAL Y ALZHEIMER

Abr, 2021

El estudio sugiere que esta situación potencia la acción de trastornos asociados a la enfermedad del Alzheimer, que se caracterizan por tener niveles bajos de oxígeno sistémicos, tales como la aterosclerosis y otras enfermedades cardiovasculares. Asimismo, se demuestra que existen niveles reducidos de oxígeno alrededor de las placas seniles y que esto compromete la actividad de la microglía. Cuando a esto se le suma la reducción en el aporte de oxígeno al cerebro debido a otras patologías sistémicas, la microglía no es capaz de proteger y se produce un aumento de la patología asociada a la enfermedad. El mecanismo propuesto en este estudio está mediado por la expresión de la molécula HIF1. La subida de los niveles de HIF1 compromete la actividad mitocondrial de las células de microglía y limita su capacidad protectora contra la enfermedad.

Este estudio abre nuevas líneas de investigación para mejorar la capacidad metabólica de la microglía, lo que permitiría tener una respuesta mantenida en el tiempo contra la enfermedad. Indirectamente, el estudio apoya trabajos previos que resaltan la importancia de mantener una buena salud cardiovascular para un envejecimiento saludable.[Nat Aging 1, 385–399 (2021). https://doi.org/10.1038/s43587-021-00054-2]March-Diaz R, Lara-Ureña N, Romero-Molina C, et al.

"LO QUE EJERCITAMOS LO CONSERVAMOS Y LO QUE NO, LO PERDEMOS"

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies